lectura

Narrando su historia

Narrar

Que bien hace tener un libro de cabecera e irlo leyendo, gota a gota, en pequeños párrafos, antes de dormir; un libro de esos que se disfrutan y se saborean.

Me ha llamado mucho la atención encontrar personajes de todo tipo que dicen que les ha hecho muy bien la lectura de un libro en particular: “La historia de un alma”. Y no son cualquier personas, son profundos pensadores y críticos; pero qué tiene este libro que cautiva con su lenguaje sencillo, pero muy profundo, y que fue escrito por una niña que soñaba con ser religiosa y que muriendo muy joven llegó a ser Doctora de la Iglesia, que es un título grande en la Iglesia.

La historia de una alma es la historia de su vida y la narra como si fuera la nuestra, y coincidimos en muchas cosas de las que ella cuenta. Leerlo cambia la visión que tenemos de la vida y de Dios. Veamos un pequeño y bello párrafo que podría ser nuestra oración personal.

“Comprendo y sé por experiencia que «el reino de Dios está dentro de nosotros». Jesús no tiene necesidad de libros ni de doctores para instruir a las almas. Él, el Doctor de los doctores, enseña sin ruido de palabras… Yo nunca le he oído hablar, pero siento que está dentro de mí, y que momento a momento me guía y me inspira lo que debo decir o hacer. Justo en el momento en que las necesito, descubro luces en las que hasta entonces no me había fijado. Y las más de las veces no es precisamente en la oración donde esas luces más abundan, sino más bien en medio de las ocupaciones de la jornada”

P. Salvador Murguía sdb

Anuncios