60 años del Anáhuac Chapalita

Cuando el 16 de agosto de 1952 los Filósofos Salesianos, que también eran Normalistas, se trasladaron a su nueva sede de Chapalita, la Escuela Normal siguió “oficialmente” teniendo su sede en el Colegio Anáhuac Garibaldi[1]. Sólo en 1959 se trasladó la sede de la Normal al Filosofado de Chapalita. Entonces se hizo necesaria una escuela de experimentación y así se añadió la sección Primaria con los cinco primeros grados. 

Los primeros años funcionó en algunos salones del Filosofado Salesiano, mientras se construía en el terreno anexo su propia sede. Ya durante el curso lectivo de 1961-62 esta escuela pasó del Seminario a su actual sede. En esos tiempos contaba con la torre central y el ala del edificio que da hacia la calle de Niño Obrero. La escuelita seguía dependiendo del Filosofado al que estaba anexa.

En 1964 se independizó[2] del Seminario o Filosofado, siendo primer Director el P. Alberto Salazar, que desde hacía varios años era el encargado de la escuela. Los primeros años tuvo este personal: P. Andrés Quiroz, P. Alfonso Díez de Sollano, Cler. Horacio Amaral, Cler, Carlos Amezcua, Coad. Eliseo Castillo, Cler. Germán Fragoso, Cler. Héctor Guerrero, Cler. Pedro Reyes, Cler. Pablo Sánchez, Cler. Ángel Trujillo, Cler. Mateo Franco, Cler. Adrián Puente, Coad. Rafael López, P. Eduardo Ballesteros, Cler. Guillermo Ceja, Coad. Herminio Orea, Cler. Sergio Pérez, Cler. Gerardo Ramos. Los salesianos de esta comundad también se encargaron del Oratorio Festivo. En 1966 se construyen las aulas del poniente de la torre.

En 1968 llegó como Director el P. Alfonso Vega, a quien colaboraron el P. Alberto Salazar, P. Eduardo Ballesteros, Cler. Guillermo Ceja, Cler. Pascual Chávez, Cler. Miguel Leal, Cler. Sergio Pérez, Coad. Hermino Orea, P. Salvador Cervantes, P. Joaquín Aguilar, Cler. Humberto Lugo, Cler. José Luis Plascencia.

En 1970 de nuevo es Director; pero sólo por un año, el P. Alberto Salazar, a quien colaboran, el P. Eduardo Ballesteros, P. Héctor Guerrero, P. Carlos Amezcua, Cler. Pascual Chávez, Cler. Sergio López, Cler. Humberto Lugo, Cler. Juan Guillermo Lugo, Cler. José Luis Plascencia.

En 1971 llegó como Director el P. Ramón González, quien tuvo estos colaboradores: P. Héctor Guerrero, P. Miguel Horta, P. Carlos Amezcua, Cler. Sergio López, Cler. Humberto Lugo, Cler. Palemón Hernández, Cler. Francisco Javier Ríos, Cler. Baltazar Rodríguez, P. Primitivo Núñez, Coad. Carlos Sánchez, Cler. Efraín Castellanos, Cler. Pedro garza, Cler. Juan Manuel Ramírez, Coad. Vicente Vázquez. En estos años la comunidad acoge a un grupo de estudiantes de Teología (ver: Teologado).

En 1975 fue Director el P. Eduardo Ballesteros al que ayudaron el P. Primitivo Núñez, P. Miguel Horta, Cler. Efraín Castellanos, P. Jorge Guillén, P. Santos Guerrero, P. Gabriel Martínez.

En 1978 otra vez es Director y sólo por un año el P. Alberto Salazar, con este personal: P. Jorge Guillén, P. Santos Guerrero, P. Miguel Montes. Le sucede en 1979 el P. Jesús Gutiérrez a quien colaboran el P. Jorge Guillén, P. Santos Guerrero, P. Miguel Montes, P. Rodrigo Vargas, P. Gerardo Gómez, P. Rogelio Aguado. En 1980 comienza a aparecer en el elenco la sección Secundaria y también la Normal.

En 1982 viene de Director el P. Alejandro Gómez, que tiene este personal: P. Santos Guerrero, P. Miguel Montes, P. Gerardo Gómez, P. Rogelio Aguado, P. Carlos Sánchez, P. Manuel Ruiz, P. Edmundo Morales, P. Francisco Charles, Cler. Ricardo Naranjo, P. Macrino Guzmán, P. Alfredo Rocha, P. Alberto Salazar. En 1984 se inaugura la sección de preparatoria mixta. En 1984-85 se abrió la Secundaria Pedagógica que duró hasta 1986. En 1985 se suspendió la Normal Primaria y continuó el colegio únicamente funcionando con las tres secciones antes mencionadas.

En 1989 pasa a ser Director el P. Miguel Montes y tiene este personal: P. Alfredo Rocha, P. Alberto Salazar, P. Macrino Guzmán, P. Raúl Reséndiz, P. Francisco Charles, Cler. Fernando Baltazar, Cler. Aurelio Díaz, P. Rafael Chávez, P. Francisco Javier Mújica, P. Jorge Guillén.

En 1995 fue Director el P. Gerardo Gómez a quien ayudaron el P. Francisco Charles, P. Rafael Chávez, P. Francisco Javier Ramírez, P. Jorge Guillén, P. Baltazar Rodríguez, P. Alfonso Valadez, Cler. Hugo Enrique Quezada, P. Jorge Aviña, P. José Carlos Contreras, P. Gerardo Terrones.

El año 2000 el Director es el P. Macrino Guzmán al que ayudan el P. Jorge Aviña, P. José Carlos Contreras, P. Gerardo Terrones, P. Juan Francisco Zárate, P. Baltazar Rodríguez, P. Alfredo Rocha.

Los Colegios Salesianos de Guadalajara, el Anáhuac Chapalita, Anáhuac Garibaldi y Anáhuac Revolución, se unen para ser atendidos por una sola comunidad en 2011. El P. Felipe de Jesús Carraza es el Director, acompañado por el P. Enrique González, P. Oscar Miguel Martínez Velasco, P. Alejandro Martínez, Sr. Efrén Flores, el P. Macrino Guzmán (+ 2012), el P. Ramón González (+2016), P. Agustín Novoa. En este período también acompañaron el P. Rafael Sandoval, el Sr. Ivan Vega, el P. Pedro Mario, el diácono y después presbítero, Héctor Valdez, P. Francisco Origel, P. Lauro Prudencio, P. Francisco Macías.

En el año 2012 comenzó la construcción de la sección de preescolar, con la colaboración de Miguel Corral y América Santana. Al siguiente año se recibió a los primeros alumnos en el ciclo escolar 2013 – 2014, después de la inauguración de manos del inspector, el P. Salvador Cleofás Murguía, acompañado del P. Felipe de Jesús Carranza, director del colegio. 

En 2017 asume la dirección el P. Oscar Miguel Martínez, acompañado por la comunidad: P. Lauro Prudencio, P. Francisco Origel, P. Francisco Macías, P. Edmundo Morales, P. Francisco Sandoval, P. Arnulfo Fajardo y el Sr. Luis Francisco Alderete. Dos años después, en el 2019, el P. Carlos Alberto Montoya Manzo llega a la dirección de los tres colegios de Guadalajara, acompañado de la misma comunidad, a excepción del P. Oscar Miguel y el Sr. Luis Francisco. 


[1] En realidad, los Normalistas estudiaban en Chapalita, pero no se había hecho el traslado ante la Secretaría de Educación Pública y por eso “oficialmente” seguía la sede en Garibaldi, a donde se trasladaban los Normalistas en algunas ocasiones como exámenes especiales, prácticas docentes, visitas de inspectores de la SEP., etc.

[2] GUADALAJARA ANAHUAC CHAPALITA, Patrona Nuestra Señora de Guadalupe. Erigida por decreto de erección canónica 1068 de 15 septiembre de 1967 en conformidad al Rescrito de la Santa Sede 12920/67 del 2 de septiembre de 1967. Consentimiento del Card. José Garibi del  27 de mayo de 1967. Ver Archivo Salesiano Central F452. Clave de la Casa: CB6414.

Referencias Bibliográficas

Castellanos, Francisco (2013). Salesianos en Guadalajara. México: Inspectoría Salesiana México – Guadalajara

Anáhuac Revolución: El primer equipo Campeón de los Intersalesianos de Primaria

Jueves 3 de febrero de 1983 nos encontramos listos para partir rumbo a la Ciudad de Colima a participar en los Juegos Intersalesianos de Primaria. La cita es a las 9 de la mañana en las instalaciones del Colegio Anáhuac Revolución, con el uniforme de deportes de la primaria, el verde bandera como estandarte, el Padre Pablo Aguayo Arellano al frente de la delegación, me ha pedido que me lleve otro uniforme de distinto color ya que enfrentaremos al Anáhuac Garibaldi como primer rival y usan un uniforme color verde que pudiera confundirse con el nuestro, tenía uno que el Profe Huerta me había dado para el D.O.S. de tallas un poco grandes pero igual podía usarse y también me dió las playeras de los jugadores que recogimos en la junta previa con los Padres de Familia para colocarles el número ahí en la tienda de deportes de Armando Barba.

Tres camionetas una conducida por Don Roberto González papá de Daniel
González Saldaña, otra por Don Javier López papá de Chita y la tercera manejada por el Padre Aguayo la camioneta roja con camper que nos llevó a muchas aventuras. Repartidos los dos equipos de 15 jugadores cada uno en los transportes vamos rumbo a la hazaña, unas tres horas de camino, no existía la autopista a Colima aún, con las curvas de Atenquique como un reto para entrar y salir, esas curvas donde un Ex-Oratoriano dejó su vida un año después Héctor Hernández “El Chale”. La delegación de siempre tres papás, la familia de Chita, treinta jugadores, el Padre Aguayo y quien ésto escribe, con mucho corazón por delante.

Nos recibe el Padre Humberto Meneses Muñoz S.D.B. más tarde encargado de la Inspectoría de María Auxiliadora MEG, puesto que ya había fungido el Padre Aguayo. Excelente organización ya estaban asignados los lugares de los muchachos con sus respectivos anfitriones, me tocó hospedarme en Comala en la misma casa con Pepe y Osvaldo Contreras, los hijos del Profe Chuy. Me platicaba nuestro Padre Director que había que apoyarlos, motivarlos y hacer que se diviertan para que olviden los problemas que
enfrentaban en su casa.

El equipo de nacidos en 1971-1972, 6o. y 5o. año de primaria con Francisco
“Pancho” Padilla Rodríguez (Capitán), José Castellanos Arias, Juan Carlos López Vega “Chita” y Constantino Preciado Peña que sostenían entre los 4 al equipo en sus batallas en la cancha y que hacían que los demás integrantes crecieran a su lado, de 6o. año Daniel González Saldaña, Julio César Silva Cota, Alfredo Medina Riestra “Chita II”, Fabián Alberto Valerio Alonso, Carlos García Ocampo, Pepe Contreras, Gustavo Martínez “El Macano”,
Marco Antonio Guzmán Reyes “Tony” y de 5o. año José Barba Escalera, Adrián Romo Vital y Luis Carlos Calvario.

El primer juego viernes 4 de febrero a las 2 de la tarde en el campo Nova empastado de medidas profesionales, con nuestro portero comiéndose dos goles, empate sobre la hora de Tino con el Padre Salazar gritando de todo al árbitro reclamando fuera de lugar. A las tres de la tarde con apenas 10 minutos de descanso a enfrentar el segundo partido contra Sahuayo, ahora si que revolución total, Pancho en la portería, salen 4 y entran 4 a acomodarnos como nos dieran las piernas más el portero del juego anterior también al campo, el marcador hace que parezca fácil el juego, 3-0 con los 3 goles anotados por Castellanos, mucho mérito del equipo ya con un juego encima y el calor imperante. Y ahí más tarde el Garibaldi apenas empató con Ciudad del Niño León, el portero compañero de habitación de Tino, así que rápido nos llegó la noticia.

Sábado 5 de febrero, día festivo, tuvimos un sólo juego en la cancha del IMSS y se le metieron 4-0 a Ciudad del Niño, para aligerar un poco el equipo y respetar al rival se puso a Tino de portero, mientras Sahuayo ya había vencido a Garibaldi, así que a concentrarnos en la final, eso es un decir, había jugadores que tenían albercas en su casa de hospedaje así que a divertirse.

Domingo 6 de febrero en la final 4 a 2 se impuso Revolución al Chapalita, goles de Pancho, Castellanos, Tino y Daniel marcador de alarido con todo Colima volcado a favor de Revolución, un equipo sin portero definido, en cada juego se colocó a uno distinto, pero con jugadores de garra y muy confiables en el campo. Iniciamos con Tony Guzmán en la puerta, Valerio, Carlos García, Chita II, Silva, Pancho en la contención, Castellanos y Barba en los interiores, Chita, Dany y Tino adelante. No recuerdo haber dado alguna plática de motivación, el equipo estaba convencido que solo hay dos clases de equipo el campeón y los demás, en la cancha se demostró. A Pancho, le dije de donde la agarres tira, el campo era de tierra y corto, así que se prestaba para la fuerza de la pierna de mi capitán, ésta virtud jugó a favor y en contra ya que en un disparo de media cancha el balón se metió a la portería de Chapalita para el segundo gol y habiéndonos metido un gol el contrario Pancho siguiendo las indicaciones al mover en media cancha tiro con tal fuerza que le pegó a uno de los contrarios y rebotó y fue el gol del empate de éllos. Nadie bajó la cabeza, Tino se encargó de meter el 3-2 antes de ir al descanso, para el segundo tiempo Tino volvía loca a la defensa de Chapalita, imposible de pararlo, el lateral llorando pedía que lo cambiaran que no podía con él. Metimos el cuarto gol y a seguir para adelante, Tony lavó su error del segundo gol y tuvo varias buenas intervenciones en el segundo tiempo. Un solo cambio Adrían Romo Vital por Carlos García Ocampo.

Aquí un relato de lo vivido por Marco Antonio Guzmán Reyes: “ Oye por cierto respecto a lo que comentas del gol que me comí en la final contra A. Chapalita, es totalmente cierto. Pense que solo yo me acordaba. Nos acababan de meter el primer gol. El marcador era 2 a 1 a nuestro favor, movimos del medio campo y alguien le retrasó el balón a Pancho, quien sacó un potente disparo que rebotó en un contrario, le pegó con tal fuerza que el balón llegó de aire hasta el área grande de mi portería, da algunos botes y al intentar tomar el balón que venía directito a mi, se me escurre, me pega en un brazo y lentamente entra en la portería y gol. Tragame tierra, Era el 2 a 2, contra nuestro archirrival deportivo, el A. Chapalita. Pero todo el equipo se sobrepuso a mi oso y en el segundo tiempo metimos 2 goles más, yo pude controlar los nervios de mi primer final en intersalesianos, con algunas buenas intervenciones y finalmente nos coronamos campeones en Colima, al vencer al Chapalita 4 a 2”.

El Padre Montes responsable de Chapalita lo encontré años después en las
competencias y aún recordaba el baile, le comentó a Don Rey y el Padre Salazar aún hoy sigue pensando que hubo cachirules por unos uniformes amarillos. Mencionar también a los integrantes del equipo de 4o. año, con dos empates en su primera actuación en juegos Intersalesianos, empates a 1 con Chapalita y con Colima. Recuerdo a David Castro Pineda nieto de don Rey, al “Pinocho” Juan Carlos Farías, a Juan Carlos Núñez, Alejandro Hernández, Osvaldo Contreras “Valo”, José Luis Hernández Valenzuela, Jorge Mongenroth, Juanito Martínez “El Chacho”, Topiltzín, Manjarrez,
Montoya, Torres y el actual Profe de Básquetbol Jorge García “Choper”.

Un regreso a Guadalajara, a entregar a los muchachos a sus papás con final feliz.

Texto Ing. Javier Nuño