Historia de los Salesianos en México

Les compartimos una imagen con la historia condensada de los Salesianos en México, que apareció publicada en el Anuario de 1985 del Colegio Anáhuac Chapalita.

¿Se acuerdan del escudo del CACH?

Nuestro colegio se ha identificado por el águila, y el escudo que acompañó a muchas generaciones aún sigue vivo en el imaginario de quienes son parte de nuestra historia.

Les presentamos el relato aparecido en el primer anuario sobre el escudo:

El escudo está formado por dos campos (familia y colegio) concéntricos, formando una unidad; la Comunidad Educativa del Colegio Anáhuac Chapalita. El color azul, con diferente tono, indica la diversidad de misión y, al mismo tiempo, la armonía de ambos, unidos por una meta común: la educación de sus hijos.

La Educación Salesiana que da vida a la Comunidad Educativa, está animada por tres principios: razón, religión, amabilidad, representados por el águila, la antorcha y el cielo azul.

El cielo azul, sereno, simboliza la amabilidad, característica fundamental que impregna toda la acción pedagógica de Don Bosco.

La antorcha, toda fuego, nos recuerda a Cristo y su mensaje: “Yo soy la luz” (Jn. 12,46), “Fuego he venido a encender en la tierra” (Lc. 12,49); y simboliza la religión que da razón y vida al actuar del cristiano, purificando y transformando todo en el amor de Dios.

El águila, escudriñadora, siempre custodiando las alturas, simboliza la inteligencia, que, impulsada por el fuego del amor de Dios concretizado en los que nos rodean, se lanza (aportando sus mejores energías) comprometidamente, a escudriñar nuestro mundo y nuestra sociedad, para transformarlos en más y mejor.

“Anáhuac”, “junto al agua” que fecunda y que transforma, nos impulsa a descubrir, afianzar y acrecentar en las raíces de nuestra mexicanidad, los valores de nuestra nacionalidad.

¡He aquí nuestro escudo! Símbolo y meta de nuestro quehacer educativo