Cosas ordinarias de la vida

La vida está hecha de cosas sencillas, de experiencias de encuentro, de experiencias de vida que sean significativas y sólo por medio de ellas logren transformar la propia vida y la vida de los demás. Pero cuando es una persona la que comunica y trasmite su vida, su experiencia, te hace cambiar tu corazón y transformar también tu vida.

El Papa Francisco cerrando sus intervenciones que hace ante las personas deja impactada a la gente cuando cada domingo termina dice “buen pranzo”, “que tengan una buena comida” y podríamos señalar otras acciones que han dejado fuera de lugar al protocolo vaticano.

El Papa señala que esta es la forma de predicar el evangelio, con la vida, y con las cosas ordinarias de la vida. 

San Francisco de Asís al respecto de esto señala con toda sencillez pero con mucha agudeza diciendo:

“Predica siempre y alguna vez hasta con palabras”

San Francisco de Asís

Un hecho: 
Una de las hermanas de la Congregación de la Madre Teresa en uno de sus hospitales para pobres en la India, mientras atendía a un enfermo fue bañada por el vómito del enfermo que atendía; ella con mucha sencillez se limpió y con una sonrisa al enfermo continuó limpiándole y curándole. El enfermo, recuperándose, se disculpó con ella y luego le dijo. “Dame eso que tu tienes para hacer lo que Tú haces”

Mons. Salvador Murguía sdb