Mes: septiembre 2017

Abracadabra

Microsoft Word - Ayudantes del humor

Anuncios

La semilla de la vida

Padre Titus Zeman

¡Sanguis martyrum, semen christianorum! ¡La sangre de los mártires es semilla de los nuevos cristianos!

Nunca daremos suficientemente gracias a Dios por el don de los Santos de nuestra Familia carismática Salesiana. La nuestra –escribía el Papa Juan Pablo II a los Salesianos- “es una historia rica de santos, muchos de ellos jóvenes; “numerosos Santos y Beatos que constituyen la pléyade celeste de vuestros protectores”.

Por primera vez en la historia de la Congregación, será beatificado un salesiano eslovaco. El 30 de septiembre en Bratislava será beatificado el Padre Titus Zeman, mártir del comunismo, que salvó a un grupo de veinte jóvenes estudiantes de teología y sacerdotes acompañándolos en el camino hacia la frontera de Turín en Italia. Es por ello que el régimen comunista de Checoslovaquia lo detuvo, lo torturó, lo juzgó como un traidor a la patria y como un espía del Vaticano, condenándolo a 25 años en las cárceles más duras del país, causando su muerte.

El testimonio de su vida y resistencia en la cruz del sufrimiento puso en crisis el sistema comunista, pues nunca lograron, a pesar de las torturas, sacarle ninguna palabra de acusa contra nadie y la grandeza de su fe la expresó hasta en el final de su vida cuando le decía a quien le acompañaba:

“En él tenemos el hombre con el que se funden todas nuestras dudas sobre la posibilidad de vivir el Evangelio en los tiempos difíciles. El Padre Titus Zeman entusiasma, nos advierte con amabilidad y nos anima a decidir en cualquier momento lo grande y hermoso que es vivir el Evangelio”.

Los Salesianos de Eslovaquia y de todo el mundo junto con la Arquidiócesis de Bratislava le damos gracias a Dios por esta figura tan fuerte que nunca se doblegó ante nadie, ni ante ideología y menos ante un sistema que atentaba en contra de la vida de los demás.

El Padre Pascual Chávez siendo Rector Mayor de los Salesianos escribía a la Familia Salesiana animándole a vivir del Evangelio: “No podemos decía, dejar de subrayar el grupo tan numeroso de nuestros mártires –hermanos, hermanas y jóvenes- cuyas Beatificaciones han marcado el final y el comienzo de los dos siglos. Justamente orgullosa de tener más de cien años, la Familia Salesiana es feliz de tener más de cien mártires (hoy son 112).