Estar atento

Atencion

Para vivir en el presente debemos creer profundamente que lo más importante es el aquí y el ahora. Continuamente estamos distraídos por cosas que han ocurrido en el pasado o que han de ocurrir en el futuro. No es fácil permanecer atentos al presente. Nuestra mente es difícil de dominar y sigue siempre sacándonos fuera del momento presente.

Hay disciplinas que nos hacen valorar el momento que estamos viviendo, un ejemplo es el diálogo con las personas, que nos hace verle a los ojos y abrir el corazón; otro es la oración. Cuando oramos entramos en la presencia de Dios, cuyo nombre es ‘Dios-con-nosotros’. Orar es escuchar atentamente a quien se dirige a nosotros aquí y ahora.

Cuando tenemos la valentía de confiar en que no estamos nunca solos, sino que Dios está siempre con nosotros, se ocupa de nosotros y continuamente nos está hablando, entonces podemos ir desprendiéndonos gradualmente de las voces que nos hacen sentirnos culpables y ansiosos, impidiendo que nos instalemos en el momento presente. Se trata de un verdadero desafío, porque la confianza, tu confianza en Dios no es algo tan claro. La mayor parte de nosotros piensa en Dios como una autoridad temible, que castiga, o bien como algo vacío y sin poder. El mensaje fundamental de Jesús fue que Dios no es ni un débil impotente ni un poderoso patrón, sino un amante, cuyo único deseo es consentirnos, darnos lo que más deseamos, tocarnos el corazón en cada momento.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s