La revolución de la esperanza

“La vida sólo se puede comprender mirando hacia atrás, pero solo se puede vivir mirando hacia delante”, decía Sören Kierkegaard

esperanza

“Para nosotros, los cristianos, el futuro tiene un nombre y este nombre es esperanza. Tener esperanza no significa ser optimistas ingenuos que ignoran el drama del mal de la humanidad. La esperanza es la virtud de un corazón que no se cierra en la oscuridad, no se detiene en el pasado, no se mantiene a flote en el presente, sino que sabe ver el mañana. La esperanza es la puerta abierta hacia el porvenir”.

“La esperanza es una semilla de vida, humilde y escondida pero que se transforma con el tiempo en un gran árbol. Es como la levadura en el pan, aunque invisible, hace subir toda la masa y da sabor a toda la vida. Es suficiente una pequeña luz que se alimente de la esperanza, y la oscuridad ya no será completa.

Basta una sola persona, para que haya esperanza, y ese hombre puedes ser tú. Y si después viene otro “tú” y otro “tú”, y entonces nos convertimos en “nosotros”. Y cuando existe el “nosotros”; comienza la esperanza y comienza una revolución”, señala el Papa Francisco.

P. Salvador Murguía sdb

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s