Mes: mayo 2017

Flexibilidad mental

welche richtung???

La  flexibilidad mental o flexibilidad cognitiva nos permite abrir nuestra mente y alejarnos de posturas rígidas que no nos permiten avanzar. Educar a los niños y niñas para que desarrollen una flexibilidad mental es muy importante ya que permitirá a los más pequeños la capacidad de aportar diferentes puntos de vista para solucionar un problema, de buscar diferentes soluciones y de ver las cosas desde diferentes perspectivas. Educar para la flexibilidad mental en un mundo cada vez más dinámico, que cambia y se transforma cada día más rápido es esencial para preparar a los más pequeños para las sociedades modernas.

¿Qué es la flexibilidad mental?

La flexibilidad mental  o flexibilidad cognitiva, se opone a la rigidez, es la capacidad mental para cambiar de pensamiento alrededor de diferentes conceptos, y abrir la posibilidad de pensar en múltiples conceptos simultáneamente, es la capacidad de adaptarse a las circunstancias, la flexibilidad cognitiva nos permite modificar nuestros pensamientos para adaptarnos mejor a las circunstancias.

La flexibilidad mental es mucho más que una habilidad, es una virtud que define un estilo de afrontar las situaciones, es una fortaleza personal, que nos hace ser más resilientes ya que nos permite adaptarnos a adversidades y dificultades. Una mente abierta es capaz de moverse y de generar cambios constructivos para una mejor calidad de vida y un mayor bienestar.

¿Por qué debemos educar a los niños y niñas para la flexibilidad mental?

El mundo en el que vivimos es un mundo lleno de cambios, un mundo en el que la transformación es constante. Educar a los niños y niñas es muy importante ya que una mente abierta les va a permitir enfrentarse a las diferentes dificultades y adversidades.

La rigidez mental, contribuye a:

  • Una mayor probabilidad de trastornos psicológicos y emocionales.
  • Las personas con rigidez mental tienden a sentirse encerradas y condicionadas por pensamientos circulares ya que les cuesta cambiar de pensamiento.
  • La rigidez mental contribuye a un mayor estrés, baja tolerancia a la frustración, angustia por no tener el control, dificultades en la toma de decisiones, miedo a cometer errores, miedo a cambiar y dificultades de crecimiento personal.

En cambio la flexibilidad mental:

  • No tienen miedo a las críticas constructivas.
  • Son capaces de dudar de sí mismas sin entrar en crisis.
  • Son personas que aceptan con naturalidad la crítica y el error, que evitan caer en posiciones dogmáticas.
  • La persona flexible no necesita fundamentar sus puntos de vista.

Educar para una mente abierta es muy importante.

Consejos para educar para la flexibilidad mental

  • Práctica el descentramiento con los niños y niñas. Para ello podemos hacer algunas actividades como: buscar nuevos usos a objetos cotidianos, inventar palabras, cambiar la manera de hacer las cosas, etc.
  • Cambia de lugar las cosas, modifica el orden de vez en cuando.
  • Enséñales a dudar, a cuestionarse lo que parece cierto.
  • Ayúdales a adoptar nuevos puntos de vista. Para ello pídeles que se pongan en el lugar de otro, juega con ellos a adoptar nuevos roles.
  • Busca el pensamiento plural, pídeles que resuelvan los problemas de al menos dos maneras diferentes.

 

Celia Rodríguez Ruiz Psicóloga y Pedagoga

Anuncios

Hambre de pan

pan

“Hoy la gente tiene hambre de amor, tiene hambre de comprender el amor más grande que es la única respuesta a la soledad y a la extrema miseria. He ahí porqué podemos ir a los paises ricos donde ninguno tiene hambre de pan y ver que la gente sufre en forma terrible por la soledad, la desesperación, la impotencia, la falta de perspectivas”

Esto lo señala en su momento la Madre Teresa.

En el mundo las personas pueden parecer diversas, tener una religión, una instrucción, o una diversa posición, pero son todas iguales. Son personas con ansias de ser amados, de amor, todas tienen hambre de amor. La gente que ves por las calles de Calcuta, tiene hambre en el cuerpo, pero también aquella gente que ves en Londres o en Nueva York tiene una hambre que debe ser satisfecha. Cualquier persona tiene necesidad de ser amada.

“Sí uno comprende que su vida, a pesar de estar en medio a tantas contradicciones y dificultades, es un regalo y que el amor es la fuente y el sentido de la vida… ¿cómo puede inhibir el deseo de hacer el bien a los demás?”, dijo el Papa Francisco a un grupo de jóvenes.