Día: marzo 11, 2017

Ponernos en marcha

marcha

Como humanos estamos hechos de cuerpo y alma, aunque a veces tendemos a olvidar lo mucho que nuestro cuerpo influye en el estado del alma. Tenemos días que nos quedamos horas sentados en el sofá, pensando que hay muchas menos probabilidades de que tenga la energía para hacer lo que es debido hacer; le dedicamos menos tiempo a la familia, somos menos atentos con los demás, especialmente con los que nos rodean, con hijos, con padres con amigos y, por lo general, tendemos a agrandar los problemas, lo cual lleva a una sutil desesperación.

En cambio hay otros días que estamos motivados para salir, para caminar para afrontar la vida y tenemos deseos de hacer algún ejercicio, nuestro ánimo no podía ser más diferente. Estamos más alegres, más optimistas con más energía que ofrecer a mi familia. Es el perfecto estado mental para intentar empezar a hacer cambios en nuestra vida.

Así es nuestra condición humana y porqué no aprovechar esos momentos para tomar conciencia de lo que somos, primero y después de lo que tenemos como valores de nuestras personas y además, también de lo que nos ha sido dado como regalo y que podemos hacer que crezca, que son nuestras cualidades.

Nutrir nuestra mente, nuestros corazones y nutrir la voluntad es descubrir el regalo que es Dios y cuánto nos ama, lo podemos hacer en un tiempo como éste que iniciaremos y que se llama cuaresma. ¡pongámonos en marcha!

P. Salvador Murguía sdb

Anuncios