Enseñar a multiplicar

multiplicar

La multiplicación es una de las operaciones fundamentales del cálculo en la edad de educación primaria. Pero aprender a multiplicar no siempre es fácil, las multiplicaciones se convierten en un desafío para los más pequeños y un gran reto para las familias y educadores.

¿Por qué les cuesta aprender a multiplicar?

Las multiplicaciones son un concepto matemático que requiere comprender la operación, su sentido, para ponerlo en práctica. Como todos los aprendizajes, para que se construya este aprendizaje es preciso que el niño/a sea el propio protagonista activo de esta creación y para lo cual es imprescindible dotar de significado al aprendizaje. Cuando les enseñamos las tablas de multiplicar y pretendemos que las memoricen, no se está dotando de significado. Puede que memoricen, pero no entienden qué es multiplicar, y no están creando el aprendizaje, es por lo tanto normal que cometan errores y olviden las tablas.

Si queremos que aprendan a multiplicar y reducir los errores no podemos separar la operación de su sentido. Tenemos que ayudarles a memorizar procesando la información, de este modo aprenden, la memorización no se limita a repetición, si no a comprensión del sentido.

Trucos para enseñarles a multiplicar

  1. Antes de comenzar a aprender las tablas ayúdale a qué comprenda el sentido de la multiplicación.Enséñale que la multiplicación es sumar un mismo número varias veces. No importa perder tiempo en esto, si comprenden bien el sentido, aprenderán a multiplicar más rápido cuando llegue el momento de aprender las tablas. Para ello:
    • Acompaña las multiplicaciones de su suma, por ejemplo 5X2= 5+5 7X5= 7+7+7+7+7.
    • Acompaña las multiplicaciones de situaciones (sencillos enunciados de problemas), donde sea necesario emplear este cálculo. Por ejemplo: si tengo 4 cajas con 3 lápices cada una ¿Cuántos lápices tengo? 4X3= 4+4+4
  2. En un principio puedes ponerles problemas, donde indiquen la multiplicación y su suma correspondiente, dejando que resuelvan como una suma.
  3. Muéstrales la propiedad conmutativa: cuando multiplicamos dos números, da igual el orden de éstos números, el resultado no cambia. Para ello ponles ejemplos que tengan que resolver y comprendan esto. Por ejemplo: 5X2= 5+5=10/ 2X5=2+2+2+2+2=10.
  4. Comienza a enseñarles las tablas más fáciles, la del 0, la del 1 y la del 10. Acompaña el aprendizaje de estas tablas con situaciones o problemas donde tengan que emplearlas.
    • Tabla del 0. Explícale que cualquier número multiplicado por 0 es 0. Para ello emplea la suma de este modo: 2X0=0. 2 por 0, es igual a sumar 0 veces (es decir ninguna vez el número 2), por lo tanto es 0.
    • Tabla del 1. Ayúdale a comprender que cualquier número multiplicado por 1 es igual al mismo número. Por ejemplo 3X1= 3. 3 por 1 es sumar una vez el número 3, por lo tanto es 3.
    • Tabla del 10. Enséñale que cualquier número multiplicado por 10, es ese número seguido de un 0. Ejemplo: 5X10= 5+5+5+5+5+5+5+5+5+5= 50. Pídele que repita la operación con cualquier número.
  5. A continuación enséñales las tablas del 5 y del 2.
    • Tabla del 2. Tienen que saber que cualquier número multiplicado por 2 es el doble de ese número. Y que como vamos sumando 2 cada vez, la tabla va de 2 en 2. Seguimos acompañándonos de las sumas que equivalen a cada multiplicación y de problemas donde puedan ir dotando de significado a la operación de multiplicar. Ejemplo: 4X2=8, 4+4=8.
    • Tabla del 5.Enséñales que la tabla del 5 va de 5 en 5 y entonces si un número acaba en 5 el siguiente acabará en 0. Acompaña la tabla del 5, también de las sumas y de los problemas. Ejemplo: 6X5= 6+6+6+6+6=30.
  6. En este punto ya se saben unas cuantas tablas y van dotando de sentido a la multiplicación. Ahora es el momento de aprender la tabla del 3. Esta puede ser más complicada de memorizar, ya que no tiene una regla sencilla como las anteriores. Para empezar a aprender la tabla del 3, muéstrales lo que ya saben de esta tabla, recordándoles la propiedad conmutativa, conocen las tablas del 0, 1, 2, 5 y 10, por lo tanto ya saben que 0X3=0, 1X3= 3, 2X3=6, 5X3=15 y 10X3=30. Relacionamos de nuevo el aprendizaje con las sumas (y podrán comprobar que tienen que ir sumando de 3 en tres) y con problemas.
  7. A continuación enséñales la tabla del 9. Esta tabla suele ser un gran reto para ellos, en un principio la ven muy difícil. Para enseñarla escribe la tabla del 9 y enséñales que a medida que avanzan se suma un número a la primera cifra y se resta uno a la segunda. 9X1=9, 9X2=18, 9X3=27. (18   1+1=2, 8-1=7, 27)
  8. Ahora pasamos a las tablas que nos quedan la del 4, 6, 7 y 8, en ese orden. Para ello continua con la misma dinámica:
    • Enséñales lo que ya saben de esas tablas gracias a la propiedad conmutativa.
    • Acompaña el aprendizaje de la suma correspondiente.
    • Emplea problemas donde puedan aplicar lo aprendido.
  9. Finalmente, repasa con ellos las tablas cada día. Recuerda en el repaso emplear los trucos de cada una de ellas, usar las sumas, la propiedad conmutativa y los problemas.
  10. Para que el aprendizaje adquiera un significado, permíteles practicar.

Celia Rodríguez Ruiz

Psicóloga y Pedagoga

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s