Novena de la Natividad

 

natividadHay muchas formas de aprovechar los últimos días antes de la llegada de Jesús. Por ejemplo, en mi país, Puerto Rico, solemos hacer una novena de Misas. Le llamamos Misas de Aguinaldo y las celebramos desde el 16 hasta el 24 de diciembre, muy tempranito por la mañana. En estas se cantan villancicos y se siente la alegría por la cercanía del nacimiento del Niño Dios.

Novena de la natividad de Jesús

La novena consta de cinco ofrecimientos que hacemos cada uno de los días de la novena. Después de cada ofrecimiento, rezamos un Padrenuestro, un Avemaría y un Gloria. La novena se reza desde el 16 hasta el 24 de diciembre.

Primer ofrecimiento

Oh Padre eterno, te ofrezco, a honra y gloria Tuya, y por mi salvación y la de todo el mundo, el misterio del Nacimiento de nuestro divino Redentor.

Segundo ofrecimiento

Oh Padre eterno, te ofrezco, a honra y gloria Tuya, y por mi eterna salvación, los sufrimientos de la Virgen santísima y de san José en aquel largo y penoso viaje de Nazaret a Belén, y las angustias de sus corazones por no encontrar lugar donde ponerse a cubierto cuando estaba para nacer el Salvador del mundo.

Tercer ofrecimiento

Oh Padre eterno, te ofrezco, a honra y gloria Tuya, y por mi eterna salvación, el pesebre donde nació Jesús, el duro heno que le sirvió de cama, el frío que sufrió, los pañales en que fue envuelto, las lágrimas que derramó y sus tiernos gemidos.

Cuarto ofrecimiento

Oh Padre eterno, te ofrezco, a honra y gloria Tuya, y por mi eterna salvación, el dolor que sufrió el divino Niño Jesús en su tierno cuerpecito, cuando se sometió a la cruel circuncisión; te ofrezco aquella preciosísima Sangre, que entonces derramó por primera vez para la salvación de todo el género humano.

Quinto ofrecimiento

Oh Padre eterno, te ofrezco, a mayor honra y gloria Tuya, y por mi eterna salvación, la humildad, la mortificación, la paciencia la caridad y todas las virtudes del Niño Jesús, y te doy gracias, te amo y te bendigo infinitamente por este inefable misterio de la Encarnación del Verbo divino.

Se finaliza con un villancico (puedes cantar o recitar el que más te guste, o intercambiarlos durante los días de la novena). Aquí te comparto uno,

“¡Gloria a Dios en las alturas
y en la tierra al hombre paz!”,
así los ángeles cantan
de Belén en el portal.

A Belén venid, pastores,
que ha nacido vuestro rey;
envuelto en pobres pañales
sobre pajas lo veréis.

Temblando de frío llora
en el pesebre mi Dios
porque el mundo está muy frío
y Él viene a darle calor.

Del portal por unas grietas
ve a lo lejos una cruz:
por eso temblando llora
el pobre Niño Jesús.

La Virgen lo tiene en brazos
y a ratitos San José;
de ellos quiero ser esclavo
y ayudarles a tener.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s