Sonreír

sonreir

Don Bosco siempre decía que el amor se expresa en palabras y en acciones e incluso en las expresiones de los ojos y del cuerpo.

Y yo creo que sonreír es amar. La sonrisa es uno de los mejores medios para demostrar nuestro amor a los demás y una de las más bellas expresiones del amor. Es la sonrisa como un rayo de sol, que enviamos a los demás ¡Cuánta alegría puede producir la sonrisa pura y sincera!

He llegado a entender que la sonrisa naciendo del fondo del corazón, es un don, que Dios te da para los demás, y no puedes guardártela para tí solo. La sonrisa es una bendición de Dios para los demás. No niegues nunca tu sonrisa. Si alguien te rechaza y no te quiere, sonríele; si alguien se ríe de ti maliciosamente, sonríe; si alguien te insulta, sonríe. La sonrisa lima asperezas, da confianza, acorta distancias. La sonrisa es la distancia más corta entre dos personas.

Sonríe con agradecimiento al cartero, al panadero, al sacerdote, al policía o a cualquiera que te haga un favor. ¡Se puede hacer tanto bien con una sonrisa! Recuerdo el primer viaje largo que hice, que regresando de Roma perdí la conexión del avión en Nueva York por el retraso del primero y no sabía ni pizca de Inglés; ¡se me vino el cielo encima! Y más constatar que todos estaban molestos pues muchos habían perdido sus conexiones al igual que Yo y.. todos discutian con las empleadas y nadie resolvía; solo una señorita que no decía ninguna palabra y tomaba un boleto y acomodaba a los pasajeros en otros vuelos y tomaba otro boleto y hacía lo mismo mientras la compañera y los guardias de seguridad discutían con las demás personas, pues todos estaban alterados. En medio de este huracán de cosas me fueron dando espacios para llegar al mostrador donde atendía la empleada que estaba acomodando gente; mi problema es que no sabía expresarme en Inglés pero la señorita, astuta, por cierto, tomaba los tickets de quienes estaban en silencio delante de ella esperando la señal y en un momento volteo y me vió, le estiré mi boleto y le sonreí y ella, en dos minutos me dio un lugar en otro avión y regresándome el boleto me sonrió y le agradecí con una sonrisa más y con la única palabra en Inglés que podía expresar automáticamente pero que esta vez me salió del corazón.

Si queremos que nos sonrían los otros, debemos nosotros sonreír sin esperar nada a cambio. La gente es como un espejo, si le sonreímos, nos sonríe; pero si le ponemos mala cara, nos pondrá mala cara. Y cuando nos cueste sonreír, porque estamos enfermos o muy preocupados, sigamos sonriendo, aunque sea con el corazón, porque la vida continúa y hay que seguir amando a los demás. El mundo necesita de tus sonrisas y de tu amor. La sonrisa manda mensajes de amistad entre los hombres y hace más fácil la convivencia.

Bob Marley tiene un bello pensamiento a este propósito para quien está enamorado:

“Me dijeron que para enamorarla tenía que hacerla sonreír. El problema es que cada vez que sonríe, me enamoro yo”.

P. Salvador Murguía sdb

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s