Educar con el asombro

asombro

Educar con el asombro les permite saber aquello que no conocen pero que les asombra. Lo que asombra despierta curiosidad y un increíble afán por aprenderlo. La ilusión por aprender está unida al asombro. Emplear el asombro para educar debe ser fundamental, a través del asombro les devolvemos la ilusión perdida, les insertamos en su ser natural repleto de curiosidad, calma y ganas de aprender y descubrir el mundo y la realidad que les rodea.

El ritmo de vida actual, hace que los niños y niñas vivan en un entorno exigente y agitado.La educación y los procesos de aprendizaje se han desnaturalizado, convirtiéndose en una carrera en la que tienen que superar etapas, alcanzar metas y objetivos lo más rápido posible y con los mejores resultados posibles. Se entiende esta carrera necesaria para llegar a ser alguien en la vida. Nos centramos en el llegar a ser y nos olvidamos de educarles para ser hoy en el presente, no les damos tiempo para desarrollarse y disfrutar de la creación de aprendizajes.

Es una curiosa paradoja ¿cómo pretendemos educarles para llegar a ser, sin centrarnos en educarles para ser? Ahí es donde está el fallo, no les estamos educando para llegar a ser, les estamos educando para tener, tener calificaciones, títulos, dinero, etc… Educarles para llegar a ser, parte de la educación para ser ahora.

Aprovechemos su asombro, respetemos sus ritmos e intereses, de este modo conseguiremos que sean ahora y que en un futuro sean adultos autónomos, íntegros, capaces de pensar, con una personalidad desarrollad, capaces de enfrentarse a los retos y aprender. Si les quitamos el asombro y la ilusión, les provocamos el miedo y les introducimos en un aprendizaje impuesto y obligado.

¿Por qué emplear el asombro para educar?

  • El asombro les lleva a la ilusión. Lo que nos asombra nos fascina, nos interesa y nos motiva.
  • Permite un desarrollo que respete su ritmo natural.
  • Les posibilita ser, con calma, poco a poco creando las bases de su personalidad actual y futura.
  • Les deja tiempo y ganas para pensar y para asimilar los contenidos.
  • Pierden el miedo al esfuerzo, lo que nos ilusiona no nos cuesta esfuerzo. Es un esfuerzo que merece la pena.

¿Cómo educarles con el asombro? 10 Pautas para que se ilusionen aprendiendo

  1. Parte de sus intereses y despierta su asombro. Aprovecha su curiosidad natural para despertar su ilusión por descubrir y crear aprendizajes.
  2. No fuerces aprendizajes, la imposición es contraria a la construcción del aprendizaje. Deja que desarrollen el aprendizaje de forma espontánea.
  3. Olvida las etiquetas, etiquetarlos y compararlos los introduce en una competición insana.
  4. Conócelos y valóralos por lo que son. Si tú los valoras, ellos se valoraran a sí mismos.
  5. Déjales tiempo para la reflexión y la consiguiente asimilación. Sin tiempo para adquirir los aprendizajes, éstos no se crean.
  6. Permite que cuestionen, sin tiempo no pueden cuestionar.
  7. Valora más el proceso en sí que las metas obtenidas y deja a un lado la carrera en la que hay que alcanzar metas.
  8. Guíales para descubrir el mundo, para que se adentren en la realidad que les rodea, pero que sean ellos los que descubran, no les de todo el conocimiento. Que lo que descubran, se asombren ilusionen e interesen.
  9. Cambia su idea del éxito, el éxito no es conseguir objetivos, el éxito personal está ligado al crecimiento y desarrollo, que he aprendido.
  10. Deja que disfruten de lo que aprenden. 

 

 

 

Celia Rodríguez Ruiz

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s