Patios llenos de vida…

Grupo

Apenas ordenado sacerdote, Don Bosco se dedicó con esmero a buscar el campo de acción apostólica como sacerdote y se dedicó a recorrer las calles de la ciudad de Turín pudiendo observar los lugares y personas y descubriendo cantidad de muchachos desde niños hasta jóvenes que vagaban por las calles sin trabajo y con la mirada perdida y el rostro triste y ningún punto de referencia de sus vidas en un lugar que les creaba la desconfianza por todos lados.

A esta pobreza de relaciones y de un lugar estable Don Bosco respondió con “el patio para reunirse con amigos y vivir en alegría”.

Buscando lugares para reunir a sus jóvenes y hacerles que se divirtieran creó la intuición pedagógica más sólida de su tiempo en el espacio llamado “el patio” y ahora más firme en la vida de los jóvenes como son los espacios donde de encuentran ellos. En el 1800 no era común el que los muchachos tuvieran espacios dedicados a ellos para jugar. “Los muchachos tenían que vivir para trabajar”; esta era la mentalidad y el juego no era parte de sus vidas. Mucho menos lo será ver a un sacerdote perdiendo su tiempo en juegos con los muchachos; esto era un escándalo y rebajaba la figura sacerdotal.

Hoy en día, en cualquier casa salesiana del mundo se encuentra al centro el patio y con Don Bosco pasó a ser el lugar en el que los jóvenes se encuentran y el salesiano se encuentra con los jóvenes y ahí cumpliendo su misión con ellos también encuentra a Dios. Más maravilloso no puede ser! Encontrar a Dios en medio de los jóvenes.

Quien no entiende esto, lo seguirá viendo como una pérdida de tiempo. Pero así es…¿Qué padre o madre de familia no pierde el tiempo con sus hijos, o no juega con ellos todos los días un rato para conocerlos y descubrirlos para crearles un ambiente de confianza y todavía más, hacerles ver cuánto les ama y sobre todo que ellos descubran en esos momentos de convivencia, cuánto se sienten amados por sus papás? Qué maravilla es el patio de recreo. 

Los salesianos buscando como Don Bosco a los jóvenes, hemos ampliado los patios, esas estructuras donde se encuentran los jóvenes para ayudarlos, orientarlos a hacer el bien y hacerles ver cuánto se les quiero y descubrimos que los “nuevos patios” del siglo 21 son las redes sociales: Facebook, Twitter, Whats Up… O bien las nuevas catedrales donde se encuentran para vivir los nuevos ritos de los jóvenes, son las plazas comerciales en los días del weekend o en las fiestas de cierres de estudios o en los veranos o en los centros vacacionales. Todos estos y más son los nuevos patios donde los salesianos con su presencia y su testimonio tendemos a evangelizar. Experiencias en el mundo salesiano hay muchas.

Hace unos años un Cardenal de un país del África decía al Rector Mayor de los salesianos que llegaba de visita a su país:

“Le doy la bienvenida, pero tengo tres “quejas” que darle porque estoy muy molesto con los salesianos y le digo porqué: primera: tengo miedo que los salesianos se se vuelvan de la teología de la liberación; segunda: son muy informales pues nunca dan la apariencia de ser religiosos o sacerdotes; tercera: Yo paso muy seguido a visitarlos y siempre me los encuentro en el patio y con los muchachos; no hacen otra cosa más”.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s