Cerrar los ojos para ver mejor

OjosCerrados

Es increíble la facilidad con que nos consideramos buenos, mejores, superiores, primeros, y la tentación de considerar a otros peores, inferiores, últimos. Una grave tentación. Nuestra consciencia de superioridad suele basarse en la constatación de que tenemos más cualidades, mejor posición o consideración social, más “virtudes” y menos “pecados” reconocidos.

A otros los consideramos inferiores por menos cualidades, menos consideración social y más evidentes pecados. Pero… parece que Jesús en el Evangelio muestra otros “lentes”, o criterios con los cuales juzgar a los demás. Cuando Jesús antepone la persona de una pobre viuda a los doctores, y mucho más aún cuando les dice: “las prostitutas y los publicanos van delante de Ustedes en el Reino”, estaba desmontando esta consideración, tan humana y tan errónea.

Los caminos de Dios son diversos… El autor del “Principito” dice: “lo esencial es invisible a los ojos”. Sabia sentencia que invita a cerrar los ojos y reflexionar sobre lo más esencial en cada persona empezando por uno mismo.

P. Salvador Murguía sdb

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s