Echar raíces

ArbolRaices

La primera regla para inventar la vida, para dar consistencia y garantía de crecimiento y de solidez a nuestra personalidad, es la de echar raíces.

“Echar raíces” quiere decir adherirse a una realidad concreta, pertenecer a un territorio, a una experiencia, a un contexto: quiere decir aceptar el ambiente en el que estamos viviendo, sentir que pertenecemos a ese pedazo de tierra, a ese segmento de la sociedad, al círculo de personas con las cuales, queramos o no, vivimos: equivale a aceptar como propia la realidad de cada día.

“Echar raíces” supone siempre una actitud libre y responsable, una presencia inteligente y es una invitación a echar a andar la fantasía a encontrar nuevas posibilidades de vida y nuevas soluciones destinadas a cambiar y mejorar todo lo que encontramos. Si Dios, dice la Biblia que “puso su casa entre nosotros”; es porque quiere ser como nosotros para salvarnos; esa bella actitud de Dios nos debe llenar de esperanza y alegrarnos con lo que somos, lo que tenemos y lo que vivimos.

P. Salvador Murguía sdb

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s