Interceder por los otros…

interceder

Apoyar y ayudar unos a otros es aprender a descubrir juntos la vida. Todos tenemos necesidad de eso, nunca se podrá madurar como persona siendo autosuficiente, creyendo que la vida corre sin necesidad de los demás. Unos a otros nos necesitamos, o mejor solamente con ayuda de los otros crecemos. Esta es una de las primeras enseñanzas que aprendemos en el seno de la familia; aprender a respetar, a compartir y ser generoso, a saludar a verse en relación con otros y dejar que el corazón se dilate de amor por los demás y será más sensible si es por los que son los más desfavorecidos y necesitados de ayuda.

Santa Mónica fue Mujer, Madre de Familia, sufrió mucho por su esposo y por su hijo, pero porque fue una mujer grande que pidió con fe, fue intercesora ante de Dios para que su hijo regresara al camino del bien. Este hijo que andaba por mal camino fue después el grande hombre y santo de la Iglesia, San Agustín. Pero Mónica fue constante e insistente en su oración y en sus ruegos a Dios… y Dios le concedió lo que le pedía.

Platicarle a Dios de lo que hacen los demás; interceder por ellos y si eres padre o madre de familia; interceder por tus hijos.

P. Salvador Murguía sdb

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s