Dejándose llevar por el Espíritu

guia

Un hombre de visión y de reflexión; algo más que un líder que orienta con visión positiva de la vida y llena de esperanza pero que no cierra los ojos ante problemáticas reales y profundas y que señala donde se encuentra el problema y lo menciona por su nombre. Un Hombre de fe que creee pone su confianza en Dios y cree en el hombre. ¿El Papa Francisco será mencionado en estos dias como el hombre del año en revistas? ¿O propuesto para el premio como el nobel de la Paz? A nosotros creyentes eso no nos interesa porque tampoco para él esto es lo importante ni lo que persigue sino defender la fe y ver por los más pobres y necesitados de este mundo.

Estamos muy sorprendidos por la actitud del Papa que cada dia nos inunda de sorpresas en su forma de ver y de vivir la vida Cristiana dentro de la Iglesia. Su comportamiento nos llena de alegría y nos hace sentirnos orgullosos de este “Hombre de Dios” que lo vemos tan cercano a nosotros y no nos cansamos de agradecer a Dios por su elección, dándonos un Papa para nuestros tiempos.

Si es considerado un párroco, también se le ha descubierto como una persona con mucha madurez y compostura ante los medios de comunicación, especialmente la prensa que es “la prueba de fuego” para cualquier personaje; y no se diga lo bien “plantado” ante políticos como lo hizo ante la Comunidad Europea y ante todo tipo de personajes del mundo y de la cultura.

Les presento las últimas, sencillas y bellas recomendaciones que hace un Papa a las Familias:

“Es bonito cuando las madres enseñan a los hijos pequeños a mandarle un beso a Jesús o a la Virgen. En ese momento, el corazón de los niños se transforma en lugar de oración. Es un don del Espíritu Santo”.

“Quien tiene una familia aprende rápido a resolver una ecuación que ni los grandes matemáticos saben resolver: ¡Convertir 24 horas en el doble! Es así, ¿eh? Hay madres y padres que podrían ganar el Nobel por esto”.

Pese a las muchas tareas cotidianas explicó que la oración permite encontrar la paz. Dijo que brota de la escucha de Jesús por eso preguntó a los padres si leen el Evangelio en familia.

“¿Tenemos un Evangelio en casa?, ¿lo abrimos para leerlo juntos alguna vez?, ¿lo meditamos rezando el Rosario? El Evangelio leído y meditado en familia es como un buen pan que alimenta el corazón de todos”.

Además dijo que hay algo que le preocupa y que ve cada vez con más frecuencia, que los niños no saben hacer la señal de la Cruz.

“Hay niños que no han aprendido a hacer la señal de la Cruz. Madres, padres, enseñad a los niños a rezar y a hacer la señal de la Cruz. Es una bonita misión para las madres y los padres”.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s