Errores en la educación

enseñar

Educar a un niño/a no es fácil, puede convertirse en un complicado reto. Son muchos los interrogantes que nos podemos plantear y miles las dudas que nos abruman. Intentamos no equivocarnos y darles todo para que sean felices y tengan un desarrollo sano.

Aun así, es normal cometer algunos errores. Conocer cuáles son los errores más perjudiciales para la educación de nuestros niños y niñas, nos serán de gran ayuda para evitarlos y prevenir consecuencias negativas.

Consecuencias de una mala educación

La educación perfecta no es posible, somos personas y como tales nos equivocaremos y cometeremos errores. No pasa nada si no somos perfectos, lo importante es aprender de los errores y tener en cuenta varios principios básicos a la hora de educar a nuestros niños y niñas. Si evitamos algunos de los errores realmente graves, de los que muchas veces somos inconscientes, conseguiremos aportar una educación que potencie el desarrollo de los niños y niñas, les aporte principios y valores, y fomente su desarrollo emocional, social y personal.

Cuando no prestamos atención a algunos errores, nos encontramos con la mala educación, cuyas consecuencias son:

  • Desobediencia e indisciplina.
  • Niños y niñas con malestar emocional.
  • Intolerancia a la frustración.
  • Falta de respeto hacia los demás y hacia sí mismos.
  • Malas conductas y problemas asociados a las mismas.
  • Bajo rendimiento académico.

Los 10 Errores a evitar en la educación de nuestros niños y niñas

  1. No poner límites. Los niños y niñas necesitan límites, ya que les aportan seguridad y les permiten saber lo que pueden hacer y lo que se espera de ellos.
  2. Darles todo lo que quieren. Es contraproducente, crecerán continuamente frustrados ya que nunca verán satisfechos sus necesidades y deseos. Además no desarrollar su espíritu de sacrifico y su capacidad de esfuerzo.
  3. Hacer las cosas por ellos. Es muy importante que poco a poco los niños y niñas se encarguen de aquello que pueden hacer por sí mismos. Esto es fundamental para el desarrollo de su autoestima y para el desarrollo de la responsabilidad.
  4. Dejar de lado la educación emocional de los niños y niñas. Los pequeños aprenden a través de lo que sienten. Reconocer las propias emociones y ser capaces de desarrollar estrategias de autorregulación emocional es una habilidad fundamental.
  5. No permitirles desarrollar su autonomía. Cuando somos demasiado autoritarios con ellos, les hacemos inseguros y dependientes.
  6. La sobreprotección. Debemos proteger pero permitiendo su desarrollo.
  7. Las críticas, etiquetas y comparaciones sobre la propia persona. Es importante cambiar la manera de hablar y en lugar de criticar al niño/a, comenzar a criticar la conducta. Al criticar, comparar o etiquetar al niño/a, estamos creando un autoconcepto y, puede que, dañando su autoestima.
  8. No establecer hábitos y rutinas. Los niños y niñas viven en un mundo que desconocen y para ellos las rutinas les aporta seguridad, saben lo que va a pasar.
  9. No dedicarles tiempo de calidad. Dedicar todos los días un rato a disfrutar de nuestros niños y niñas es nuestra obligación y recompensa a nuestro día a día.
  10. No seguir unas pautas educativas comunes entre los diferentes educadores.

 

Celia Rodríguez Ruiz

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s